El OnePlus 5 aún es genial y ahora viene en color oro

15018576733224

  • La marca china lanza un nuevo color para su ‘flagship killer’ por el mismo precio que en negro y gris-oscuro-casi-negro
  • Pese a algunos fallos en el scroll de la pantalla y errores de software, sigue siendo un teléfono de alta gama por un precio razonable

Tras su lanzamiento, el OnePlus 5 ha recibido algo de mala prensa: la pantalla está montada al revés para ahorrar espacio, por lo que el scroll a veces resulta raro. También ha tenido algunos fallos de software importantes, como que el teléfono se apagaba al llamar al 911. Y, en general, se ha criticado mucho su precio: ha subido de 429 euros del OnePlus 3T a 499 en el OnePlus 5.

Y pese a todo esto, sigue siendo un teléfono asombroso con el procesador más potente del momento (el mismo que lleva el Galaxy S8 dentro), una batería amplia, una pantalla con resolución suficiente (aunque fuera de la tendencia de las pantallas infinitas) y un diseño familiar, sí, pero eficiente.

Las cámaras traseras con una calidad mucho mayor que las de su predecesor cierran un conjunto que, para algunos, sí está justificando la subida de precio: es el móvil de la marca que más rápido y mejor se ha vendido.

Pasados estos pocos días desde su lanzamiento, OnePlus 5 se viste de un nuevo color, el dorado, que ellos han denominado ‘soft gold’. Comparado con el iPhone, en el teléfono en el que claramente se están fijando, es un tono mucho más apagado. Es un dorado menos saturado, casi pastel, pero no por ello menos bonito. Ahora bien, puestos a copiar colores, ¿por qué no el oro rosa? Quizá en el futuro…

Además de tener este color por detrás, por delante estrena un frontal en blanco, lo que seguro que muchos prefieren al negro casi hermético de su diseño original. Y sí, aunque se supone que hay una opción de gris oscuro, la diferencia entre este y el negro es casi inexistente.

15018598187456

El ‘Soft Gold’ es el segundo color real del teléfono, pues, y estará disponible a partir de hoy mismo en la opción de 6GB y 64GB de almacenamiento (los 8GB de RAM y los 128GB de ROM quedan sólo para el color negro). Si os interesa, ojo con la disponibilidad, porque estos teléfonos vuelan y tardan tiempo en estar disponibles.

Tras probarlo durante unos cuantos días, sólo puedo repetir lo que dije en su día del teléfono en negro: es fantástico. Otra cosa es que muchos vayan a tapar el culo dorado con una funda y sólo vayan a ver el frontal blanco, pero incluso así, esta puede seguir considerándose otra opción de color.

Ante la ausencia de una gama de teléfonos Nexus de Google, que unían el Android puro con un precio asequible y una potencia más que digna, los OnePlus son una fantástica alternativa para quienes echen de menos estos terminales. Sus opciones de personalización, además, permiten modificar el firmware, las versiones y probar todas esas herramientas y truquitos que los apasionados de la programación y de Android construyen medio a espaldas de Google.

Pero incluso si no eres un experto, este teléfono te va a dar muy buen resultado a cambio de un precio, sí, más alto que antes, pero que incluye prestaciones más de alta gama que de gama media.

Esperemos, eso sí, que para cuando incluyan resistencia al agua y el polvo y una pantalla alargada en formato 18:9 no se columpien tanto con lo que cuesta, porque entonces ya estaríamos fuera de la cifra psicológica de los 500 euros que algunos no vamos a superar nunca por un móvil.